Hispano vendió cocaína y armas a policía encubierto en Nueva York; 25 pistolas incautadas en medio del alza de la violencia armada

Hispano vendió cocaína y armas a policía encubierto en Nueva York; 25 pistolas incautadas en medio del alza de la violencia armada


 

Yamil Torres Rincón, joven de 24 años residente del estado Georgia, fue detenido por supuestamente vender 25 armas y cocaína a un oficial encubierto en Nueva York.

Torres fue arrestado el 12 de noviembre en West Harlem (NYC) tras intentar huir. Ahora enfrenta cargos de venta criminal de una sustancia controlada y armas de fuego, según la Oficina del Fiscal Especial de Narcóticos.

Una investigación de tres meses determinó que se vendieron 25 armas en Manhattan en cuatro fechas separadas entre el 3 de septiembre y el 12 de noviembre de este año. Antes de cada transacción, el joven sospechoso viajó de Georgia a Nueva York y, en múltiples ocasiones, condujo con armas ocultas dentro de un compartimiento en su vehículo, según las autoridades.

En total, se incautaron 20 pistolas y revólveres, y cinco armas de asalto, algunas de las cuales el Departamento de Policía de Nueva York determinó que habían sido robadas. Durante la venta final, también se recuperaron nueve pistolas de aire comprimido.

Cobró un total de $43,900 dólares por 20 pistolas y tres armas de asalto vendidas en las primeras tres fechas, dijeron las autoridades, según Pix11. En una ocasión, un oficial encubierto también le compró cocaína. La investigación de las escuchas telefónicas de un mes reveló que Torres supuestamente negoció acuerdos de narcóticos más importantes.

“La violencia armada está aumentando en toda nuestra ciudad. Las armas y las drogas van de la mano y ambas conducen a muertes sin sentido. Reducir el suministro de armas de fuego ilegales en nuestras calles es una prioridad máxima”, comentó Bridget G. Brennan, fiscal especial de narcóticos.

“Nuestros oficiales, hombres y mujeres, trabajan sin descanso para evitar que las armas ilegales caigan en manos de los criminales porque cada tiroteo deshilacha el tejido de la vida de nuestra ciudad. (Hay) demasiadas armas ilegales ya en nuestras calles”, destacó el comisionado de NYPD, Dermot Shea.

Durante los primeros 10 meses de 2021, la ciudad sumó 1,324 balaceras, un aumento de dos docenas en comparación con la misma época del año pasado y casi el doble de los niveles pre pandémicos. Se sospecha desde hace años que muchas de las armas involucradas son traídas desde otros estados con leyes menos severas para la compra que Nueva York.

El mes pasado, Roberto Carmona, un hombre que trabajaba como portero en Manhattan, fue arrestado porque supuestamente también operaba un negocio secundario con armas de fuego desde los edificios donde laboraba y vivía, en una red de tráfico interestatal.


Publicar un comentario

0 Comentarios