Un prestigioso abogado orquestó su propio asesinato para que su hijo cobre un seguro de USD 10 millones, pero algo falló

Un prestigioso abogado orquestó su propio asesinato para que su hijo cobre un seguro de USD 10 millones, pero algo falló

 



Una compleja y desgraciada trama que involucra la muerte de tres familiares directos -dos de ellas por un asesinato aún sin aclarar-, un seguro de 10 millones de dólares y otro millón desaparecido de un bufete de abogados, más el intento fallido de contratar a un vendedor de drogas para que lo asesinara pusieron a Alex Murdaugh en el centro de atención de las noticias policiales de los Estados Unidos.

Este prominente abogado de Carolina del Sur encontró los cadáveres de su esposa y uno de sus hijos hace tres meses y a comienzos de septiembre trató de orquestar su propia muerte para que su otro hijo recibiera el pago de un seguro de vida de USD 10 millones. Pero algo falló: el disparo mortal planeado sólo le rozó la cabeza, reportó este martes la policía estatal.

El tirador, Curtis Edward Smith, fue acusado de suicidio asistido, fraude de seguros y varios otros cargos en el tiroteo. Este hecho sucedió el 4 de septiembre en una carretera solitaria en el condado de Hampton, dijo la División Estatal de Aplicación de la Ley en un comunicado.

Según la versión de los abogados de Murdaugh, Smith le vendió drogas y se aprovechó de su enfermedad mental y de su profunda depresión por el homicidio de su esposa, Maggie, y de su hijo Paul, así como de la muerte de su padre por cáncer la misma semana. Dijeron que Murdaugh les contó todo lo sucedido este lunes y que llamaron a la policía estatal para compartir su confesión sobre el intento de suicidio asistido.

“No quería que las fuerzas de seguridad dedicaran más tiempo a este falso crimen en lugar de centrarse en resolver los asesinatos de Maggie y Paul”, dijo el abogado Dick Harpootlian en el programa Today.

Murdaugh no fue acusado el martes por la noche, pero los agentes le llamaron coacusado y dijeron que se esperaban más cargos. Harpootlian dijo que espera que su cliente sea acusado en su propio tiroteo, pero no cree que sepa quién mató a su esposa e hijo. “Está claro que está angustiado por sus muertes. Él no los asesinó”, aseguró Harpootlian.

Murdaugh le dio a Smith el arma para que lo matara y éste siguió a Murdaugh hasta Old Salkehatchie Road disparando un tiro al abogado cuando estaba parado en la carretera, dijo un agente estatal en una declaración jurada.

Curtis Edward Smith, acusado por suicidio asistido, fraude de seguros y otros cargos (AP)
Curtis Edward Smith, acusado por suicidio asistido, fraude de seguros y otros cargos (AP)

Pero esa bala sólo rozó la cabeza de Murdaugh y éste pudo llamar al 911 para pedir ayuda, según las autoridades. El abogado de Murdaugh dijo la semana pasada que su cráneo fue fracturado por la bala y Harpootlian dijo que el disparo cegó temporalmente a Murdaugh.

Murdaugh quería que Smith lo matara para que su hijo superviviente recibiera su póliza de seguro de vida de 10 millones de dólares, dijeron los agentes estatales. Smith se marchó después del tiroteo y se deshizo del arma, según las autoridades.

Smith le vendió drogas a Murdaugh, y el abogado encontró a su antiguo cliente el sábado y “30 minutos después este tipo le dispara en la cabeza”. No intentó persuadirle de que no lo hiciera”, dijo Harpootlian.

Murdaugh dijo la semana pasada a través de un portavoz de la familia que se detuvo después de que se encendiera la luz de baja presión de los neumáticos de su Mercedes SUV. Un hombre que pasaba en una camioneta le preguntó si tenía problemas con el coche y luego le disparó.

Los agentes dijeron que Smith, de 61 años, confesó el martes y fue acusado de suicidio asistido, asalto y agresión de naturaleza altamente agravada, apuntar y presentar un arma de fuego, fraude al seguro, conspiración para cometer fraude al seguro, distribución de metanfetamina y posesión de marihuana. No se supo de inmediato si tenía un abogado para hablar en su nombre.

Siguen sin resolverse los asesinatos del 7 de junio de Maggie Murdaugh, de 52 años, y de su hijo Paul Murdaugh, de 22. Alex Murdaugh descubrió los cuerpos de su mujer y su hijo en su casa del condado de Colleton. Ambos habían recibido múltiples disparos.

Murdaugh anunció dos días después del tiroteo que iba a entrar en rehabilitación por una adicción a los opioides. Se disculpó con su familia y dijo que dejaba su bufete de abogados. Su licencia de abogado fue suspendida temporalmente. “Los asesinatos de mi mujer y mi hijo han provocado un momento increíblemente difícil en mi vida. He tomado muchas decisiones de las que me arrepiento de verdad”, dijo Murdaugh sin entrar en detalles.

Unas horas más tarde, el bufete de abogados PMPED anunció que Murdaugh había tomado dinero del negocio y que había sido despedido de la firma. No se ha anunciado la cantidad de dinero, pero el bufete y los abogados de Murdaugh han sugerido que podría superar el millón de dólares.

Los abogados de Murdaugh están haciendo su propia investigación sobre las muertes y tienen un posible sospechoso, dijo Harpootlian, declinando dar más detalles aparte de decir que “el motivo sería personal.”

Junto con los asesinatos de Maggie y Paul Murdaugh y el tiroteo de Alex Murdaugh, la División de Aplicación de la Ley del Estado también está investigando el dinero desaparecido, si alguien trató de obstruir una investigación sobre un accidente de barco de 2019 que Paul Murdaugh fue finalmente acusado y una muerte por atropello en julio de 2015 en el condado de Hampton.

El padre, el abuelo y el bisabuelo de Murdaugh ocuparon el cargo de procurador en la zona durante más de 80 años y otros miembros de la familia fueron destacados abogados civiles en la región.

(Con información de AP)

Vía │Infobae

Publicar un comentario

0 Comentarios