BMW donó al Papa Francisco un auto eléctrico para la flota ecológica del Vaticano

BMW donó al Papa Francisco un auto eléctrico para la flota ecológica del Vaticano



 La flota de autos ecológicos del Vaticano sigue incorporando nuevos modelos. La filial italiana de BMW le donó al Papa Francisco un i3, un modelo totalmente eléctrico que se suma al papamóvil a hidrógeno y al SUV cero emisiones que la estadounidense Fisker prometió construir y entregar en 2022.

La donación del modelo eléctrico está en sintonía con los valores de sostenibilidad expresados en la segunda encíclica "Laudato si" del Sumo Pontífice, la cual se centra, principalmente, en el planeta Tierra y cuidado del medio ambiente.

La entrega del vehículo a Francisco fue realizada por el Dr. Nicolas Peter, miembro de la Junta Directiva de BMW AG y Jefe de Finanzas de BMW Group, y directivos de BMW Italia

Entrega formal. Nicolas Peter, miembro de la junta directiva de BMW AG, y el Papa Francisco.

Entrega formal. Nicolas Peter, miembro de la junta directiva de BMW AG, y el Papa Francisco.

La flota de autos sustentables también está compuesta por un Opel Ampera-e, la versión europea del Chevrolet Bolt, y dos Renault Kangoo Maxi Z.E, donados anteriormente por ambas automotrices para contribuir a convertir la Ciudad del Vaticano en el primer país del mundo libre de emisiones de dióxido de carbono.

Radiografía del i3

El BMW i3 es un auto compacto, que mide 4 metros de longitud y tiene capacidad para cuatro pasajeros. Lleva un motor eléctrico de 170 caballos de potencia que se alimenta con una batería de 42,2 kWh (120 Ah) y le permite recorrer unos 260 kilómetros.

La recarga del 80% de la capacidad de la batería demora unos 40 minutos aproximadamente y se realiza con un cable que incluye un sensor de temperatura.

El BMW i3 es un modelo compacto, cuyas puertas traseras se abren en sentido contrario al tradicional.

El BMW i3 es un modelo compacto, cuyas puertas traseras se abren en sentido contrario al tradicional.

La configuración de la carrocería es de 4 puertas, aunque las delanteras son mucho más grandes que las posteriores, que se abren en sentido contrario al tradicional y permiten un ingreso  y egreso más cómodo y práctico. 

Para ayudar a proteger la integridad de los pasajeros, el BMW i3 cuenta con varios sistemas de asistencia a la conducción (ADAS), entre los que se destacan el sistema de frenado de emergencia con detección de peatones, el programador de velocidad activo con asistente en atascos y un sistema de estacionamiento semiautomático.

El sistema de iluminación es mediante luces de LED, aunque posee un sistema matricial, que permite encender y apagar grupos independientes de diodos para aportar la máxima iluminación posible sin encandilar a quienes circulan en sentido opuesto.

Fuente: Clarin

Publicar un comentario

0 Comentarios