Sube a 55,400 cifra de fallecidos por coronavirus en Nueva York; miles más de los reportados por Cuomo antes de renunciar a la gobernación

Sube a 55,400 cifra de fallecidos por coronavirus en Nueva York; miles más de los reportados por Cuomo antes de renunciar a la gobernación



 A casi 55,400 se elevó la cifra de personas que han muerto de COVID-19 en todo Nueva York con certificados de defunción presentados a los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), según el nuevo informe hecho público en el primer día en el cargo de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul.

La nueva gobernadora había prometido más transparencia en las cifras, cuyo manejo es otra de las investigaciones abiertas contra su predecesor y ex jefe demócrata, Andrew Cuomo, quien renunció este mes en medio de escándalos de acoso sexual.

Las nuevas cifras estatales muestran que el número de fallecimientos relacionados con coronavirus en todo Nueva York hasta ayer asciende a 55,395 personas, confirmó el Departamento de Salud (DOH) estatal. La cifra supera a las 43,400 que el gobernador Cuomo había informado al público hasta el lunes, su último día en el cargo.

Los funcionarios del DOH publicaron los números revisados ​​anoche, pocas horas después de que la gobernadora Hochul asumiera el cargo, lo que finalmente puso el recuento en línea con las cifras publicadas durante mucho tiempo por los CDC  y la Universidad Johns Hopkins, destacó New York Post.

“Ahora estamos publicando más datos de los que se habían publicado antes, para que la gente sepa que las muertes en los asilos de ancianos y las muertes en el hospital son consistentes con lo que muestran los CDC”, dijo Hochul a NBC News esta mañana. “Hay muchas cosas que no estaban sucediendo y voy a hacer que sucedan. La transparencia será el sello distintivo de mi administración”.

Los grupos de vigilancia del gobierno aplaudieron la medida. “Es un buen primer paso de Hochul”, dijo Bill Hammond, un experto en políticas de atención médica en el grupo de expertos de tendencia conservadora “The Empire Center”, que cuestionó agresivamente a los funcionarios estatales sobre su manejo de las medidas de seguridad de los asilos de ancianos durante la pandemia.

“La mayor (cifra) mortal por COVID es totalmente importante”, agregó Hammond. La gobernadora “está reconociendo lo mal que se pusieron las cosas. No está endulzando el problema. Cuomo estaba tratando de mantener los números lo más bajos posible”.

La decisión de Cuomo de publicar sólo los recuentos parciales en sus resúmenes públicos diarios de los datos de COVID-19 fue objeto de críticas cada vez mayores en las últimas semanas. Esos informes no incluyeron a los neoyorquinos que murieron a causa de la pandemia en el hogar, cárceles u en otros entornos no hospitalarios, o en los primeros días de la crisis, cuando las pruebas no estaban disponibles, lo que proporcionó una imagen incompleta del alcance de la tragedia sanitaria.

Sin embargo, los funcionarios estatales sí proporcionaban discretamente el recuento total a las autoridades federales de los CDC, que comenzaron a proporcionarlos en sus propios conjuntos de datos, lo que generó preguntas sobre la información publicada localmente por el gobierno de Cuomo.

La gobernación utilizó tácticas similares para hacer que el número de muertes en hogares de ancianos causadas por el coronavirus pareciera dramáticamente menor, contando sólo a los residentes que fallecieron en asilos y no a los que fueron llevados al hospital antes de morir.

La Asamblea Estatal, el FBI y la Fiscalía de Brooklyn están investigando a Cuomo y su gobierno por el manejo de esas muertes masivas de ancianos durante la crisis del coronavirus, luego de que su entonces asistente principal Melissa DeRosa admitiera en febrero ante legisladores demócratas que los funcionarios habían encubierto el número total de fallecidos por COVID-19 en asilos.

Publicar un comentario

0 Comentarios