COVID: Maestra no vacunada se quitó la mascarilla para leer en una escuela primaria; infectó a la mitad de la clase y a los padres

COVID: Maestra no vacunada se quitó la mascarilla para leer en una escuela primaria; infectó a la mitad de la clase y a los padres



 Es bien sabido que la variante Delta de COVID es más infecciosa que otros virus altamente contagiosos como la varicela o el ébola y, al parecer, esta mutación se presentó en el caso de una maestra no vacunada que se quitó la mascarilla para leer en una escuela primaria. Con ese simple hecho infectó a la mitad de la clase y a algunos padres.

Un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos documenta el caso de una maestra en una primaria en California que impartió clases a 24 estudiantes menores de 13 años, por lo que no podían estar vacunados.

La docente comenzó con síntomas el 19 de mayo de 2021, pero se realizó la prueba de SARS-CoV-2 el 21 de mayo con resultados positivos. Durante esos dos días la maestra continuó con sus labores en la escuela ubicada en el condado de Marin y, entre sus actividades, realizó lectura en voz alta para sus 24 alumnos. A pesar de que el centro escolar solicita el uso de mascarilla en interiores, la profesora decidió retirarla.

Entre el 23 y el 26 de mayo la escuela comenzó a recibir reportes de estudiantes, padres y hermanos contagiados de COVID-19. De los 24 estudiantes, 22 se realizaron pruebas de COVID-19; 12 de ellos resultaron positivos. Otros casos adicionales se registraron entre hermanos y padres de estos pequeños, incluidos tres padres vacunados y uno no vacunado. En total, 26 personas más resultaron contagiadas en este brote, además de la maestra. No se reportaron hospitalizaciones.

En los 27 enfermos se realizó una secuenciación del genoma completo que reveló que 18 de ellos fueron contagiados con la variante Delta. Entre los síntomas más frecuentes que presentaron se registraron fiebre en 41%, tos en 33%, dolor de cabeza en 26% y dolor de garganta también en 26% de los casos.

Los CDC enfatizan que los estudiantes sentados en las primera dos filas, los más cercanos a la maestra, fueron los más afectados por el brote, pues ocho de 10 se contagiaron (un 80%), mientras cuatro de 14 (28%) de los que se sentaron en las tres filas traseras contrajeron la enfermedad. Igualmente seis estudiantes de otro grado de la misma escuela fueron contagiados, también menores de 13 años, junto con otros ocho hermanos y padres de los alumnos de la maestra que originó el brote.

Este informe de los CDC cobra especial importancia cuando el inicio de clases en EE.UU. se encuentra a la vuelta de la esquina y porque “destaca la importancia de vacunar a los miembros del personal de la escuela que están en estrecho contacto interior con niños no elegibles para la vacunación a medida que las escuelas reabren”, señalan los CDC.

“La tasa de ataque del brote destaca el aumento de la transmisibilidad de la variante Delta y el potencial de propagación rápida, especialmente en poblaciones no vacunadas, como los escolares demasiado pequeños para la vacunación”, agregan.

Fuente: eldiariony.com

Publicar un comentario

0 Comentarios