Opinión: El Bahoruco Oriental es Patrimonio Natural para el mejor Turismo y garantía de la producción agropecuaria de las zonas agrícolas de la República Dominicana.

Opinión: El Bahoruco Oriental es Patrimonio Natural para el mejor Turismo y garantía de la producción agropecuaria de las zonas agrícolas de la República Dominicana.

 


Por. Ing. Rafael Matos Féliz

Se tiene bien estudiado, que un paisaje agradable, de buena recepción paisajística, ayuda a la tranquilidad emocional y al disfrute de la vida en armonía con los demás. En el Bahoruco Oriental existe una naturaleza extraordinaria, que cuenta con playas de mar multicolor. Montañas costeras que son únicas en el país y que cuentan con una vegetación excelsa y biodiversa. Las partes más altas, poseen abundancia de plantas y animales, que son únicos en el país y únicos en el mundo. Este patrimonio natural es el mejor y mayor capital para el turismo de naturaleza (Ecoturismo). Para los observadores de aves, para científicos, para aventuras en Rutas y Senderos y para todo amante de la naturaleza.

Este tipo de turismo es el que más garantiza una derrama económica para las comunidades involucradas y al mismo tiempo, es el que mejor garantiza la preservación natural y la cultura autóctona. Un turista de naturaleza gasta 4 veces más recursos, comparado con el del “todo incluido” y sol y playa.

El paisajismo del Bahoruco Oriental, su biodiversidad ambiental, su flora y su fauna, solo son posible mantenerlos como capital natural, si se respetan sus características y sus componentes y se le promueve como bien patrimonial provincial, regional y nacional. La minería lo destruye todo y en ese todo, se eliminan nuestros balnearios como son: Mata de maíz, Mata de rulo, El Quemaíto, La Plaza, Los Morones, Bahoruco, La Ciénaga, San Rafael, Nizaíto, Los Patos…se van todos, pues se eliminan los bosques, el suelo, las lluvias y los ríos.

El Bahoruco Oriental es la garantía de la producción agropecuaria de las zonas agrícolas de montañas y de tierras llanas, bajo sistema de regadío. (Seguridad alimentaria).
En el Bahoruco Oriental se cultiva mayormente café y frutales y los mismos son cultivados en las partes altas de Paraíso, La Ciénaga, Bahoruco, Chene, Polo, La Guázara, Los Charquitos, Villa Nizao, Leonardo y otros lugares. El rendimiento es de 25 a 50 libras de café en grano por tarea (ahora con las variedades introducidas, el rendimiento ha amentando). La cantidad de productores involucrados en la producción del cafeto es de 2,974 personas y cubren un total de 182,271 tareas de tierra. El café de la zona es reconocido como una Marca País, por su calidad, sabor y aroma.
La demanda ambiental frente a la oferta ambiental, presenta varios aspectos que es oportuno tocarlos a profundidad. En primer lugar, el fomento y siembra de cultivos como el café y los frutales en zonas montañosas o de laderas, trae aparejado un nivel adecuado de armonía entre ambas variables, pues estos cultivos dan protección y cobertura al suelo, lo que evita la erosión por lluvias y ayuda a que las aguas caídas se infiltren al subsuelo y reaparezcan como corrientes de ríos, montañas abajo.
La amplia presencia de plantas fanerógamas (que producen flores) en el Bahoruco Oriental, da una garantía para la presencia de diversos animales, tanto vertebrados como invertebrados, entre ellos abejas, avispas, otros insectos y numerosas aves, y todos ellos ayudan a la polinización de las plantas (café, frutales, hortalizas y otras más). De ahí, la importante producción y productividad melífera y de productos de la apicultura. También, la amplia producción ganadera desde Enriquillo hasta Oviedo, es responsabilidad de la dotación del agua desde abrevaderos para ganados, desde acueductos como por el canal Nizaíto. La cantidad de litros producidos es de 3,000 litros/día en la Asociación Ganadera de Enriquillo (las comunidades de las costas). Hay más de 1000 ganaderos.

Autor exdirector UASD Recinto Barahona, expresidente SOEBA y del PlANBA

Publicar un comentario

0 Comentarios