Mató a tiros a su hija de 15 años por descubrirla acompañada de un hombre

Mató a tiros a su hija de 15 años por descubrirla acompañada de un hombre

El padre estaba lidiando con aceptar la independencia de su hija.

 

Pese a que vivimos ya en pleno siglo XXI, hay muchos países que, culturalmente, siguen teniendo y practicando una actitud machista, en donde a las mujeres se les ve como simples objetos y no como seres humanos que pueden decidir sobre lo que quieren o no para sus vida, viéndose sometidas a placer de los hombres, que en ocasiones son parte de su propia familia.

Eso es lo que le ocurrió a una adolescente de tan solo 15 años en Irán llamada Ariana Lashkari, quien desafortunadamente perdió la vida a manos de su padre, quien afirma le disparó accidentalmente a su hija simplemente porque quería “darle un susto” luego de que la viera en un parque con un hombre, para él, desconocido.

Todo ocurrió el pasado 27 de junio, en la localidad iraní de Nurabad. El padre, un hombre de 43 años identificado como Mohamad Kazem Lashkari se encontraba por la calle cuando descubrió a su hija conversando muy amenamente con un caballero que no sabía quien era.


Cuando Ariana volvió a casa, Mohamad la enfrentó y se enfrascaron en una fuerte discusión que provocó que la chica saliera de su hogar para trasladarse a la casa de su abuela paterna y pedirle ayuda tras lo ocurrido.

Sin embargo, el padre se presentó en casa de su madre con escopeta en mano y según sus palabras, accidentalmente la accionó, disparándole a su hija, acto que le arrancó la vida.

“Tras una discusión, Ariana fue a casa de mi madre y no pude controlar mi ira. Fui allí con mi escopeta para asustarla. Realmente no quise matar a mi hija. Disparé sin querer”, habría confesado el hombre.

Posteriormente, otro miembro de la familia señaló que Mohamad estaba lidiando con aceptar que su hija había crecido y que era capaz de tomar ya sus propias decisiones, así como sus opciones y gustos en su estilo de vida.

También indicó que Ariana era una jovencita que quería vivir su vida y deseaba tener una espíritu y pensamiento libre, que no le gustaba en lo absoluto que su papá la reprimiera, algo que a él le costaba mucho trabajo aceptar.

Quienes conocieron a la adolescente indicaron que era una chica cumplidora con sus deberes escolares, además de ser descrita como una persona amable y cariñosa.

Un vecino de la familia también testificó en contra de Mohamad, indicando que el es un exdrogadicto y que en algún momento, ya había amenazado tanto a Ariana como a su hija, quienes eran muy buenas amigas.

El acusado se encuentra detenido y en Irán, el asesinato se condena con pena de muerte; sin embargo, cuando se trata de la muerte de un hijo o nieto a manos de sus padres o de sus abuelos, la condena se reduce a un máximo de 10 años en la prisión.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios