La variante Ómicron pone a prueba sistema de salud de EE.UU. y a la Administración Biden

La variante Ómicron pone a prueba sistema de salud de EE.UU. y a la Administración Biden

 


El Gobierno del presidente Joe Biden anunciará este martes algunas acciones para enfrentan el incremento de los casos de COVID-19 con la variante Ómicron como dominante, la cual pondrá a prueba al sistema de salud estadounidense ante un alza de hospitalizaciones.

“Ómicron está aquí, comenzará a extenderse mucho más rápidamente a principios de año, y la única protección real es recibir su vacuna”, dijo el presidente Biden el viernes pasado.

Al problema de salud deberán sumarse las consecuencias económicas por cierres parciales durante la época navideña, cuando la gente sale a comprar regalos y a disfrutar los días de descanso.

“Tomará el control”, dijo el Dr. Anthony Fauci en CNN sobre los casos de Ómicron; recordó a los estadounidenses hacer caso a las sugerencias de salud. “Sean prudentes en todo lo que hagan: cuando viajen a lugares de interior que estén congregados, usen una máscara”.

Fauci dijo que no había modo de evitar el incremento de casos. Salvo Montana, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Indiana y Oklahoma, el resto del país tiene casos con la nueva variante, según datos de CDC.

“Con Omicron, con el que estamos lidiando, serán unas semanas o meses difíciles a medida que nos adentremos en el invierno”, reconoció el experto.

Las vacunas son la clave

La principal recomendación para las personas es acceder a la vacuna y a la dosis de refuerzo.

“Sigo animando a todos los estadounidenses a que se vacunen y reciban un refuerzo”, dijo la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Agregó que más de 200 millones de estadounidenses han completado sus vacunas, pero el refuerzo será clave contra Ómicron. Hasta ahora poco más de 60 millones han recibido su tercera dosis.

El CDC muestra que los contagios se dispararon en la última semana, con más 80,000 casos al día, mientras las muertes se mantienen en una tasa de 500 diarios, pero hace dos días superaron los 1,600 fallecimientos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Hay varias teorías sobre la fatalidad de Ómicron, pero las autoridades de salud estadounidense prefieren no tomar el riesgo y mantienen la alerta sobre vacunación, distancia social y uso de mascarillas.

Una de las portavoces de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, confirmó que por ahora la Administración Biden toma en consideración las vacunas y su efecto positivo.

“Tenemos el 71 por ciento de las personas vacunadas por completo. Esa es una gran diferencia con respecto a donde estábamos hace un año”, dijo Jean-Pierre. “Hace un año, estábamos en menos del 1 por ciento”.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios