Freddy Hidalgo rebate irregularidades halladas por Cámara de Cuentas en Salud Pública

Freddy Hidalgo rebate irregularidades halladas por Cámara de Cuentas en Salud Pública



 El exministro de Salud Pública, Lorenzo Wilfredo Hidalgo Núñez (Freddy Hidalgo), ofreció sus explicaciones a cada una de las irregularidades señaladas en el informe de auditoría de la Cámara de Cuentas (CC) sobre el proceso de urgencia para la reparación de 56 hospitales en su gestión.

Esta auditoría fue realizada a solicitud de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) el 14 de octubre de 2020, y será utilizada como prueba contra los imputados envueltos en la Operación Antipulpo, incluido Hidalgo Núñez, según confirmó Wilson Camacho, titular de la Pepca.

Los 56 centros de salud terminaron siendo equipados por la empresa de Alexis Medina Sánchez, Domedical Supply, luego de que el Ministerio de Salud Pública (MSP) firmó un acuerdo interinstitucional con la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), dirigida entonces por Francisco Pagán, también implicado.

Hidalgo empieza aclarando que su gestión estuvo comprendida entre el 17 agosto 2012 al 10 de octubre 2014, y no entre el 1ro de enero de 2012 y el 31 de diciembre del 2015, como señaló la CC. Por esa razón, una buena parte de las observaciones señaladas habrían ocurrido después de su salida del Ministerio, durante la gestión de Lucía Altagracia Guzmán Marcelino, desde el 11 de octubre de 2014 hasta el 9 de mayo del 2018.

1. Justifica proceso de urgencia (RD$3,073,527,092)

Según la CC, el Ministerio de Salud realizó las contrataciones bajo la modalidad de urgencia por la suma de RD$3,073,527,092 sin la realización de un “informe pericial” que justifique la urgencia en dicha contratación, modalidad que permite omitir los procedimientos de selección establecidos en la Ley 340-06, sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones.

Freddy Hidalgo señaló que la Dirección Jurídica actual del MSP respondió a esa cuestión remitiendo a la Cámara de Cuentas un informe motivacional que se elaboró en el que se “especifica las necesidades en el momento de cada uno de los centros hospitalarios del sorteo”.

Hidalgo argumenta que ese informe fue realizado por peritos de ingeniería y del área de salud, y consideró que “el término motivacional por pericial en nada trastorna el sentido de dicho informe y por tanto el cumplimiento a la Ley de Compras”.

En su informe final, la Cámara de Cuentas reitera que el Ministerio de Salud no suministró el informe que justifica las contrataciones bajo la modalidad de urgencia, “por lo que la condición planteada se mantiene”.

2. Informe posterior a la obra (RD$3,073,527,092)

La Cámara de Cuentas sindica al Ministerio de Salud de no haber enviado a esa entidad y a la Contraloría General de la República un informe detallado 15 días después de satisfecha la necesidad, como ordena la Ley de Compras y Contrataciones para los casos de compras de excepción. Freddy Hidalgo respondió que cuando se terminaron las obras ya él no estaba en el cargo como ministro.

La Cámara de Cuentas reiteró en su informe final que, por no haber recibido el referido documento, “la condición planteada se mantiene”.

3. Póliza de seriedad (RD$2,999,535,891)

La Ley 340-06 establece la obligación de que los adjudicatarios de una licitación contraten seguros que cubran los riesgos a que estén sujetas las obras. Estos son los seguros de seriedad de la oferta, de fiel cumplimiento del contrato y de buen uso del anticipo.

El Ministerio de Salud habría suscrito contratos por valor de RD$2,999,535,891 sin evidenciar la tenencia de la póliza de seriedad, correspondiente al 1% de monto total de la oferta, es decir, RD$29,995,355.

A ese respecto, Freddy Hidalgo contestó a la Cámara de Cuentas con la respuesta que había enviado el actual director jurídico del Salud Pública, en la que indicaba que ese requisito no aplicaba para la modalidad de sorteo de obras debido a que es la entidad contratante la que fija el monto en estos casos.

La Cámara de Cuentas ripostó que la Ley 340-06 no establece una excepción a la no exigencia de ese requisito.

4. Certificación de existencia de fondos (RD$2,999,535,891)

La Cámara de Cuentas no encontró la certificación de existencia de fondos que debe emitir toda institución que realiza una contratación para certificar que tiene los fondos para pagar por las obras.

Freddy Hidalgo alegó que la referida certificación estuvo disponible al momento en que se inició el proceso, pero que ésta fue remitida a la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) cuando Salud Pública le traspasó las obras en un acuerdo de colaboración interinstitucional firmado el 15 de octubre del 2015, tal como indicó el director jurídico actual de Salud Pública.

Hidalgo aclaró que cuando se firmó dicho acuerdo ya él no fungía como ministro de Salud.

Gracias a ese acuerdo, la Oisoe contrató a la empresa Domedical Suply, propiedad de Alexis Medina Sánchez, para equipar los centros hospitalarios por valor de RD$2,579,796,157.15.

5. Justifica retrasos

Los trabajos que debían realizarse en seis meses, según los contratos con las 56 empresas, llevaban dos años y no habían concluido al momento de que fueron traspasados a la OISOE, lo que fue identificado como una irregularidad por la Cámara de Cuentas.

Freddy Hidalgo justificó los retrasos en varios hechos. El primero de ellos es que, en principio, se hicieron los recorridos a los establecimientos de salud para saber cuáles eran las urgencias que requerían mayores atenciones y se eligieron los hospitales más críticos. Explica que hubo un retraso considerable para registrar los contratos de obras en la Contraloría General de la República, lo que a su vez trajo como consecuencia una tardanza para solicitud de los pagos de los respectivos avances iniciales del 20% de las obras.

El exfuncionario añade que existía una planificación por cada hospital en la que las intervenciones por áreas se harían de manera gradual y sin dejar de ofrecer los servicios de salud a la ciudadanía.

6. Certificación DGI (RD$208,748,117)

Freddy Hidalgo aseguró que todas las empresas contratadas presentaron la certificación de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) que documentaban que ellas cumplían con sus obligaciones fiscales y de seguridad social, mientras la Cámara de Cuentas alega que las certificaciones presentadas pertenecían a fechas diferentes a las contrataciones señaladas.

7. Póliza de fiel cumplimiento (RD$159,799)

El exministro de Salud explicó que ya él no estaba en el cargo cuando se realizó a adenda a uno de los contratos que, según a la Cámara de Cuentas, no cumplió con la póliza de fiel cumplimiento, correspondiente al 4% del monto de la adjudicación.

8. Pago de la TSS (RD$37,490,339)

Respecto al incumplimiento de la empresa Constructora de Armas S. R. L. en la entrega de la certificación que valida el cumplimiento en el pago de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), Hidalgo respondió que “todos estos contratos fueron registrados por la contraloría, y uno de los requisitos para los registros de los contratos en los casos de las personas jurídicas es estar al día con la certificación de la TSS”.

9. Póliza de vicios ocultos (RD$236,457)

La Cámara de Cuentas reveló que la póliza de vicios ocultos para uno de los contratos defería del monto ejecutado, a lo que Freddy Hidalgo respondió que ya no trabajaba en la entidad cuando ocurrieron las modificaciones al contrato base y el adenda. Al respecto, la exministra Lucía Altagracia Guzmán Marcelino se limitó a contestar que “para estos procesos se agotaron las disposiciones necesarias desde el punto de vista de leyes, reglamentos y normas”.

10. No devolvió garantías de seriedad, de fiel cumplimiento y el buen uso del anticipo

Cuando el Ministerio de Salud Pública rescindió todas las contrataciones para reparar 56 hospitales y para supervisar las mismas obras debido al acuerdo interinstitucional suscrito con el SNS y la OISOE debió devolver a los ingenieros las garantías de seriedad de la oferta por RD$1,119,621, de fiel cumplimiento por RD$122,941,086 y del buen uso del anticipo por RD$614,705,420.

La Cámara de Cuentas reveló en su auditoría que el dinero no fue devuelto, a lo que Freddy Hidalgo contestó que no era ministro de Salud cuando se firmó el referido acuerdo. Lucía Altagracia Guzmán Marcelino volvió a responder a esa cuestión con las mismas líneas: “para estos procesos se agotaron las disposiciones necesarias desde el punto de vista de leyes, reglamentos y normas”.

11. Doble ITEBIS (RD$20,153,170)

Otra de las irregularidades que recae sobre la gestión de Guzmán Marcelino es la modificación de un contrato para incluir un ITEBIS del 18% que ya estaba contemplado en el documento inicial.

Guzmán Marcelino respondió a esos cuestionamientos que “para estos procesos se agotaron las disposiciones necesarias desde el punto de vista de leyes, reglamentos y normas”. En tanto que Freddy Hidalgo hizo saber que para entonces ya él no estaba en el Ministerio.

12. Matrícula del Codia

El Ministerio de Salud Pública firmó contrato con la Sociedad Constructora Peroné, S. R. L. sin evidenciar copia de la tarjeta o matrícula profesional emitida por el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) correspondiente a su representante Sobeyda Deyaneris de los Santos Melo.

Al respecto, Freddy Hidalgo señaló que de los Santos Melo no era ingeniera, por lo que no presentaba la tarjeta del Codia. “Sin embargo, esa empresa tenía dentro de sus integrantes ingenieros con certificación del Codia, como es el caso del ingeniero Rafael David Báez Matos”.

13. Publicación del proceso en el portal

La Cámara de Cuentas alega que el Ministerio de Salud no publicó el proceso de contratación en el portal web “del órgano rector”, a lo que el director Jurídico actual de esa entidad respondió enviando una constancia de publicación del proceso en “el portal de transparencia del Ministerio”.

Freddy Hidalgo suscribió esas palabras como respuesta al cuestionamiento de la Cámara de Cuentas. Sin embargo, esa institución reiteró que no se evidenció “la constancia de su publicación en el portal de Compras y Contrataciones”.

Hidalgo agregó que, “sobre la publicación en el portal del órgano rector, sugerimos, respetuosamente, consultar a dicho órgano, pues también se publicó en el portal de la Dirección General de Compras y Contrataciones”.

14. No autorizó cesión

La Cámara de Cuentas identificó como una falta el hecho de que el ingeniero Príamo Urbáez & Asociados cedió un 30% del derecho de supervisión a favor de la sociedad Consthera S. R. L. sin la aprobación del Ministerio de Salud Pública. Hidalgo respondió que sólo era necesaria la notificación de dicha cesión, pero la Cámara de Cuentas replicó con el artículo de la Ley 340-06 que indica la obligatoriedad de obtener la “previa y expresa autorización de la administración”.

15. Salud Pública perdió RD$2,267,076

De acuerdo al informe de auditoría de la Cámara de Cuentas, el Ministerio de Salud Pública realizó un informe al estatus financiero a la contratación con el ingeniero Miguel Ángel Jiménez Mora en el que concluyó que existía un resultado negativo en perjuicio del Ministerio por la suma de RD$2,267,076 por partidas pagadas y no cubicadas ni ejecutadas, sin haber hecho las diligencias para resolver esa controversia.

Freddy Hidalgo respondió que “para el momento en que se presentó esta situación, ya no formábamos parte del Ministerio de Salud”.

16. Retraso en pago de avance

El Ministerio de Salud se atrasó hasta en 381 días para realizar el avance para las obras y de las cubicaciones certificadas que, según la Ley 340-06, debe hacerse en un plano no mayor de 20 días hábiles. Freddy Hidalgo justificó los atrasos explicando que “se produjeron por los trámites burocráticos que son habituales en la administración pública, sobre todo si coinciden con los trámites del cierre del período de ejecución presupuestaria”.

La Cámara de Cuentas enfatizó que dichos atrasos violaban lo establecido por la norma y los consideró contraproducente a los fines para los cuales se realizó la declaratoria de urgencia.

17. Justifica los retrasos

La Cámara de Cuentas culpa a las autoridades de Salud de entonces, encabezada por el ministro Freddy Hidalgo, de no realizar un buen manejo de estos proyectos ya que permitió que las obras presentaran retrasos de hasta más de tres años.

En su respuesta, hidalgo no niega los retrasos, sino que explica sus causas: retraso en validación de los contratos por parte de la Contraloría, la aplicación de normas de nuevo modelo hospitalario, los cambios de funcionarios en el Ministerio en medio del proceso, la aplicación de la ley 123-15 que crea el Servicio Nacional de Salud y la Separación de funciones del Ministerio de Salud, entre otros.

18. Deficiente supervisión

Freddy Hidalgo dijo que las deficiencias en la supervisión de las obras enlistadas por la Cámara de Cuentas “corresponden a una etapa posterior a mi gestión”.

Según la entidad, la falta de supervisión quedó evidenciada por la cantidad de vicios ocultos y deficiente terminación de los trabajos, así como procedimientos aplicados de manera incorrecta por los supervisores. Entre ellos, proyecciones de cantidades y volúmenes en los reportes de cubicaciones a favor de los contratistas, no se elaboraron informes de supervisión donde se pueda verificar los soportes de las cantidades reportadas en las cubicaciones, no elaboraron álbumes fotográficos que permitan visualizar los procesos de construcción, no se elaboraron planos as-bult al finalizar los proyectos y se realizaron partidas nuevas o no contempladas sin la autorización correspondiente.

Los informes de supervisión no fueron entregadas a la Cámara de Cuentas pese a solicitud.

19. Trabajos proyectados y no ejecutados (RD$30,636,940)

El Ministerio de Salud permitió que se realizaran proyecciones de partidas presupuestarias que no fueron ejecutadas, “capitalizando a la contratista por un monto ascendente a RD$30,636,940, según la auditoría de la Cámara de Cuentas. A lo anterior, el señor Hidalgo respondió que “estas evaluaciones fueron realizadas en fechas posteriores a mi gestión”.

20. Salud Pública no elaboró informes de supervisión

Freddy Hidalgo volvió a recordar a la Cámara de Cuentas que él ya no era el titular del Ministerio de Salud Pública cuando esta última entidad realizó supervisiones junto a la empresa supervisora Consthera y no elaboró informes donde se pudieran verificar los soportes de las cantidades reportadas en las cubicaciones.

21. Salud Pública no realizó bitácora de obras (RD$469,6640)

El Ministerio de Salud Pública y la empresa supervisora Consthera no elaboraron bitácora de obras donde evidenciar órdenes de trabajo de partidas no contempladas en el presupuesto base. Estas partidas ascienden a RD$469,664, según la Cámara de Cuentas. A ese respecto, Hidalgo replicó que “lo referido corresponde a otra gestión”.

22. Deficiencia en la supervisión de obras (RD$8,546,529)

La reparación del Hospital Provincial Nuestra Señora de La Altagracia fue paralizada en 2016 y modificado el contrato para que se ejecutara en el Hospital Psiquiátrico Padre Billini cuando ya se había desembolsado una primera cubicación ascendente a RD$8,546,529. Esta decisión se tomó en base a un informe de vulnerabilidad que fue elaborado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en 2012, por lo que la Cámara de Cuentas culpa al Ministerio de Salud Pública de no realizar una planificación adecuada.

Freddy Hidalgo explicó que, aunque el estudio se hizo en 2012, sus resultados fueron entregados a su sucesora en 2015, Lucía Altagracia Guzmán Marcelino.

23. Constherna proyectó partidas no ejecutadas (RD$1,257,881)

La Cámara de Cuentas acusa a la empresa supervisora Constherna de proyectar partidas no ejecutadas en las cubicaciones por un valor de RD$25,157,612, provocando que se beneficiara por un valor equivalente al 5% de los costos directos de los trabajos, ascendente a RD$1,257,881. Hidalgo aseguró que durante su gestión “no se hicieron pagos por supervisión”.

24. Pagos mayores y menores a los montos ejecutados (RD$10,119,099 y RD$214,783)

El Ministerio de Salud realizó pagos mayores a los trabajos ejecutados por valor de RD$10,119,099 y menores por RD$214,783, según el informe de la Cámara de Cuentas. Freddy Hidalgo sostuvo que dichos pagos se realizaron en la gestión posterior a la suya.

25. Desembolsos sin soportes ni sello de pagado (RD$1,388,150,347 y RD$61,907,754)

El Ministerio de Salud Pública habría realizado desembolsos sin soportes ni sello de pagado por RD$1,388,150,347 y RD$61,907,754 para dos procesos distintos. Hidalgo argumentó que “al momento de la realización de los pagos correspondientes a mi gestión, no existía un requisito que obligara aplicar un sellado de pagado, debido a que el estatus de pagado de un pago, valga la redundancia, lo genera el sistema de gestión financiera, donde queda evidencia de que el pago ha sido ejecutado”.

26. Diferencias en retenciones (RD$12,268,020)

La Cámara de Cuentas observó diferencias en las retenciones por Impuesto Sobre la Renta, Itebis y el Codia por valor de RD$12,268,020. En su réplica, Hidalgo indicó que “posibles errores en retenciones pueden haber ocurrido debido a errores involuntarios de cálculos, sin embargo, los mismos son subsanados y compensados en el cierre de los contratos”.

27. Desembolso duplicado en gestión de Lucía Altagracia Guzmán Marcelino (RD$4,470,882)

Freddy Hidalgo demostró que el pago duplicado de una cubicación al contratista Leonel Antonio Ortiz Féliz por valor de RD$4,470,882 fueron realizados en noviembre de 2015, cuando era ministra de Salud la señora Lucía Altagracia Guzmán Marcelino.

28. Diferencia en pago realizado (RD$833,817)

Freddy Hidalgo reiteró que había dejado el cargo cuando se realizó un desembolso que excedía el monto de la cubicación por RD$833,817.

29. Documentación de desembolso no recibida (RD$61,946,689)

La Cámara de Cuentas no pudo obtener la documentación de soporte de varios desembolsos que totalizan RD$61,946,689 para proceder a su análisis. El director Jurídico actual del Ministerio de Salud comunicó que “este requerimiento no ha sido remitido por el área donde fue requerida la información”. Freddy Hidalgo recomendó a la Cámara de Cuentas reiterar el requerimiento al Ministerio.

30. Clasificación errónea del gasto

La Cámara de Cuentas constató unas inconsistencias en el registro y la clasificación de gastos, lo que fue explicado por Hidalgo en el hecho de que la Dirección General de Presupuesto (Digepres), en el año 2014, introdujo una modificación en el manual de clasificadores de gasto, tal como había indicado la actual encargada del departamento de Ejecución Presupuestaria del Ministerio de Salud Pública.

31. Documentación archivada de forma inadecuada

La Cámara de Cuentas reportó que presentó ciertas dificultades para obtener las documentaciones pertinentes debido a que, muchos de los documentos que solicitaron no fueron entregados en original, sino como fotocopias. En adición a eso, observaron que documentos que debían reposar en los archivos del área financiera, fueron ubicados en un espacio asignado a la dirección de infraestructura de la entidad.

A ese respecto, Hidalgo escribió que “no tengo comentarios al respecto, pues estas situaciones son inherentes al departamento en cuestión, y al tiempo en que suceden los acontecimientos, ya no estábamos al frente del ministerio de salud”..

Fuente: Diario Libre

Publicar un comentario

0 Comentarios