No es ron, es veneno


 

La bebida a base de metanol, aromatizante y colorantes que está siendo comercializada y que ha causado cerca ya de cien muertos no es ron: es veneno.

El ron dominicano, como los cigarrillos, el café, las playas, el merengue o la bachata es una seña de identidad. Es marca país. Nos hacemos un flaco favor cuando, también en los medios de comunicación, hablamos de “ron que mata gente”. Estos envenenamientos causan tragedias personales irreparables pero también un daño que, de no pararlo a tiempo, puede repercutir gravemente en nuestra imagen internacional. No es ron de lo que estamos hablando, es metanol vendido para consumo.

Como el goteo de muertes no para, es evidente que el volumen de las falsificaciones y del comercio ilícito es mayor de lo que se creía en un principio. Hablamos habitualmente de contrabando pero lo que está ocurriendo es un sabotaje a la industria de las bebidas, un atentado a la salud pública y una estafa al consumidor... con un balance de cien muertos y contando.

Es veneno y la situación exige de las autoridades acciones contundentes en diferentes campos.

Publicar un comentario

0 Comentarios